En diciembre tocaba celebrar la Fiesta de la Navidad en la Llar la Mercè. La celebración, este año, ha tenido que pasar lamentablemente por el luto. De luto, empezando por el Presidente, Josep Maria Gasol, que nos dejó el día 9 de abril, día de Jueves Santo y -entre pandemia y muerte natural- continuando con una lista de 17 usuarios de La Llar -Residència y Serveis Dürns-.

 

El 22 de diciembre nos reunimos en una Misa de Réquiem, presidida por el Mn. Albert Solos, amigo personal de Josep Maria, la viuda, Sra. Fontsanta, otros miembros del Patronato, Anton Gasol, Francesc Montagut, Joan Maria Solà, y Xavier Busquets, el Gerente de FiBS y los Directores de La Llar, los trabajadores de la Llar la Mercè y familiares:

in memoriam fiBS Llar la Merce“Estamos acostumbradas a despedirnos de las personas a las que cuidamos, puesto que los acompañamos en la vida, pero también en la muerte. Tan importante es un proceso como el otro. Muchas coses hemos aprendido de este año, y una de los más importantes ha estado encararnos con la muerte. Ella ha sido la protagonista, junto con el miedo y la incertidumbre. Puesto que ha sido el plato principal de nuestros mesas, quizás nos pide que la empecemos a mirar con otros ojos y quizás así la vida recobrará más sentido.” Anabel Quiroga, Directora de la Residència Llar la Mercè

Como hemos dicho, a la ceremonia también asistió, el patrón de la FiBS y hermano del Presidente, Anton Gasol:

“Para la FiBS, particularmente para nuestro Presidente, Josep Maria Gasol (aCs), La Llar era la ‘muñequita de sus ojos’. Recuerdo la ilusión del día 23 de junio de 2016, ‘verbena’ de San Juan, cuando celebramos el 25.º aniversario de la Residencia. La calle Rull, en medio del Barrio Gótico, estaba llena y desde de una tarima nuestro Presidente nos recordaba: el objetivo, que impregna toda la actividad de la Llar la Mercè, es acompañar y acoger a los persones en el proceso de envejecimiento”. Y añadía: “En estos primeros 25 años de funcionamiento se han atendido cerca de 500 persones mayores, casi todas del Gótico, atendiendo a factores condicionantes socio familiares, de salud, económicos y de vivienda y basando la acción en el respeto a la dignidad de cada persona, la confianza, el afecte, el entorno habitual, la continuidad y el poder decidir en la cotidianidad”. Anton Gasol

Y repitiendo aquello que manifesté al inicio del acto, es en nombre del Patronato de FiBS que hoy, aquí, después de hacer evidente que no los queremos olvidar, que no los podemos olvidar, porque aún el dolor y el vacío lo sentimos vivo dentro de nosotros, hoy, el Patronato de la Fundación, todo el equipo de directores, directores y trabajadores y trabajadoras de La Llar y de los Servicios Centrales de la Fundación, todos y todas, respetando la memoria de los difuntos, nos toca decir que tenemos que continuar adelante, y no desfallecer, que las necesidades son muchas y que el tiempo y las adversidades nos lo hacen todo muy corto.

A todos y todas un abrazo muy sentido, y a los que nos han dejado un ‘hasta pronto’, convencido que un día nos encontraremos todos juntos para celebrar la Fiesta de La Llar que la pandemia nos ha querido robar este año, de forma subrepticia y casi clandestina.

A todos gracias para estar hoy aquí y gracias por hacer piña y compartir el luto y la tristeza de tanta ausencia.

Josep M. Puig i Puigdomènech

Vice-Presidente